Hongos

Bienvenidos a Integral House e Integral Fumigaciones las empresas líderes en control de termitas, polillas de la madera, taladros y otras plagas de la madera, en fumigación de cucarachas, pulgas, arañas, hormigas, ratas, ratones, murciélagos, etc..

Ud. puede solicitar nuestra asistencia cuando necesite una fumigación en su casa, una fumigación en empresas de alimentos, de un local comercial, cuando tenga que hacer fumigaciones en colegios, sanatorios, clínicas, cines, etc.

Le ofrecemos nuestros tratamientos verdes de control de plagas denominados CHEM FREE.

Integral House es sinónimo de fumigaciones en Montevideo, Ciudad de la Costa, Costa de Oro, Punta del Este, La Paloma, La Pedrera, Punta del Diablo, en resumen en toda la zona costanera de Uruguay.

Hongos Xilófagos | Información General

Los hongos pudridores de madera pueden ser agrupados en dos categorías según la forma en la cual pudren la madera. Estos dos grupos son denominados hongos de pudrición blanca y hongos de pudrición castaña.hongos2.jpg

La madera consiste principalmente de tres componentes, lignina, celulosa y hemicelulosas. La celulosa es un polímero de anhídrido glucosa con uniones 1-4. Las hemicelulosas consisten de polímeros similares de glucosa con otras uniones o polímeros de monosacáridos diferentes a la glucosa. La lignina es un polímero complejo de unidades fenólicas. La madera de coníferas en general tiene un mayor contenido de lignina (27-35%) que la madera de angiospermas dicotiledóneas o "maderas duras" (19-24%).

Los hongos de pudrición blanca tienen un sistema de enzimas celulasa y lignasa que le permiten degradar todos los componentes de las paredes celulares de la madera. Algunos, sin embargo, remueven lignina mas rápido.

La mayoría de ellos aparentemente remueve la lignina y polisacaridos casi al mismo tiempo, y la madera en estado intermedio o avanzado de pudrición contiene casi iguales proporciones de estos componentes que en la madera sana.

La madera podrida por hongos de pudrición blanca tiende a perder gradualmente su propiedades de solidez y retiene su estructura fibrosa aún en estados avanzados. La madera podrida se vuelve esponjosa, filamentosa, o laminada y usualmente está manchada y descolorida en relación a la madera sana.

Los hongos de pudrición castaña remueven selectivamente celulosa y hemicelulosa de la madera. La madera podrida por hongos de pudrición castaña pierde rápidamente sus propiedades de solidez y experimentan roturas drásticas. En estados avanzados la madera es reducida a un residuo de trozos amorfos, blandos, castaños, cúbicos, compuestos mayormente de lignina ligeramente modificada.

Los hongos de pudrición blanca eventualmente pudren la madera completamente y los residuos de la pudrición blanca no son componentes muy estables de los suelos forestales. En contraposición, los residuos de la pudrición castaña son extremadamente estables y son importantes componentes orgánicos en los suelos forestales.
Las especies de hongos de pudrición castaña son relativamente pocas cuando son comparadas con las numerosas especies de hongos de pudrición blanca.

Maderas afectadas

Son vulnerables al ataque de estos hongos xilófagos, especialmente, las maderas que están en contacto con agua, continua o esporádicamente, como ser pilares, columnas, tirantes que sobresalen, marcos de puertas de baños y exteriores, etc.

En la medida que permanecen húmedas por un largo período de tiempo se transforman en “víctimas” de estos hongos que están listos para contaminarlas.

Preventivos:

Existen en plaza maderas tratadas en autoclave que son resistentes al ataque de estos hongos y también de los diferentes insectos de la madera. Estos tratamientos CCA brindan una cobertura de varios años a las maderas, cuando son correctamente realizados, ya que la impregnación en autoclave permite que los diferentes componentes penetren en la madera y se instalen especialmente en la albura de las mismas.

Como alternativa existen tratamientos de impregnación por técnica de pincelado, que ofrece muy buenos resultados en maderas que no va a ser sometidas a condiciones extremas como ser columnas o pilares que estén en el exterior. Se trata de proteger maderas que eventualmente reciban agua y que permitan el secado de las mismas en plazos relativamente breves de tiempo, como ser maderas de aleros, marcos de puertas y ventanas, postigones, etc.

Se emplean en estos tratamientos fungicidas de amplio espectro y son formulados en vehículos que les facilitan la penetración en la madera y que los hacen resistentes al lavado por exposición al agua.

Correctivos:

Los tratamientos correctivos apuntan a detener el deterioro de las maderas pero el daño no se puede revertir.

Cuando se detectan maderas afectadas se debe proceder inmediatamente al tratamiento de las mismas de forma de atacar a esta plaga en su fase inicial, cuando el daño es menor.

Se inyectarán fungicidas de amplio espectro, dentro de las zonas afectadas y sobre la superficie de las maderas no contaminadas. Este tratamiento se debe reiterar a los 15, 30 y 60 días de manera de lograr una correcta penetración y, de esta forma, detener el ataque de los hongos xilófagos.

Estos fungicidas actúan sobre los procesos enzimáticos inactivándolos y eliminándolos. También pueden afectar la síntesis de quitina, componente de la pared celular de los hongos y otros factores de crecimiento de los mismos.

Hongos Cromógenoshongos--cromogenos.jpg

mbras que eclosionen de dicha madera volverán a oviponer dentro de las galerías hechas por ellas mismas y por su misma generación. Si el promedio de huevos que deposita una hembra es de 90, se podrá imaginar la magnitud del aumento del daño que sufrirá la misma.

Tratamientos

Tienen la particularidad de alimentarse de las células de las maderas cortadas sin provocar otros daños que no sean un cambio de color en las mismas (azul o verde) y de retardar el secado de las maderas e incluso de dificultar la impregnación de las mismas.

La madera atacada por estos hongos no pierde sus propiedades físico-mecánicas, por lo que no reviste mayor importancia, más allá del daño estético.

Tratamientos Preventivos:

Las maderas luego de aserradas deben impregnarse, inmediatamente, con un fungicida que las proteja del ataque de estos hongos, empleando un fungicida específico aplicado por rociado en todas sus caras.

Correctivos:

La madera que ya ha sido afectada por estos hongos se somete a un tratamiento inicial para eliminar los hongo y quitar la coloración que éstos han provocado. Posteriormente, luego de secado, se aplican preservantes que las protejan de estos hongos cromógenos así como también de los xilófagos.

Garantía

La realización de estos 2 tratamiento complementarios dará una amplia cobertura que nos per-mite otorgar, a nuestros clientes, una GARANTIA por el lapso de 2 años. A posteriori se sugiere la realización de tratamiento de mantenimiento que extenderán la garantía por 1 año más.